Innovators Under 35 France La edición en español de
MIT Technology Review elige a los 10
innovadores menores de 35

Laurent Boitard, 33

Revolucionará la investigación con sus colonias de bacterias criadas en gotas de agua

MilliDrop

  • Por Elena Zafra

Laurent Boitard. Crédito: Boris Kermarrec

El agua y el aceite nunca se han llevado bien. Pero esta enemistad química que las mantiene separadas puede aprovecharse para ahorrarles tiempo y esfuerzo a los microbiólogos en todo el mundo. Así lo ha sabido ver el joven CEO de la start-up MilliDrop y doctor por la Universidad Denis Diderot (París), Laurent Boitard.

Boitard ha ideado la forma de enjaular microorganismos dentro de gotas de agua, en un fino tubo lubricado con aceite, de forma sistemática y sencilla. Este proyecto ha conseguido hacerle ganador de los 10 Innovadores menores de 35 Francia 2016 de MIT Technology Review. Su enfoque consiste en meter en un conducto de teflón cada una de estas gotas con bacterias, hongos o microalgas en suspensión, y separarlas unas de otras por una gota de aceite.

Esta forma de encapsular microorganismos “en paralelo”, a escala milimétrica, permite criarlas y estudiar su evolución de forma mucho más rápida y automatizada que con cultivos en placas de Petri o tubos de ensayo. El sistema de Boitard permite cultivar a la vez cientos de poblaciones bacterianas, extraer fragmentos de las muestras cuando se desee y exponer a las bacterias dentro de la gota a ciertas sustancias. "El objetivo no es remplazar los instrumentos de análisis disponibles sino ofrecer un producto innovador que complementa las soluciones existentes", explica el joven.

Su prototipo, el MilliDrop Analyzer, es del tamaño de una impresora de sobremesa. Dispone de un soporte mecánico que se mueve sobre un conjunto de pocillos y succiona con una pipeta gotas de muestra (orina, agua, etcétera) cargadas de microorganismos. La pipeta es el final del tubo donde se almacenan las gotas que contienen las muestras de bacterias, una a una. El aparato succiona agua u orina, luego aire o un gas que mejora el aislamiento entre las gotas,-y por último, aceite (teflón líquido). Así  se va creando una secuencia de capas que se repiten dentro del conducto.

Una vez atrapadas las gotas, éstas se mueven dentro del tubo frente a un detector que analiza el crecimiento de las bacterias contenidas en cada una. El aparato dispone también de un inyector para inocular otras sustancias en las gotas, por ejemplo, antibióticos. Las muestras también se pueden recolectar en cualquier momento.

Las ventajas de MilliDrop Analyzer ya están siendo aprovechadas en cinco proyectos. Uno de ellos consiste en identificar la morfología de las bacterias causantes de infecciones de orina en muestras de pacientes. Saber cómo crecen y se comportan bacterias genéticamente idénticas (por ejemplo, saber si al crecer forman biofilms o no) da pistas a los médicos sobre qué tipo de infección sufrirá el paciente. Esto puede ayudarles a decidir si es o no conveniente tratarle con antibióticos.

También se pueden cultivar poblaciones de bacterias en las que seleccionar rasgos y estudiar su evolución en el tiempo. Por ejemplo, son capaces de observar qué estrategias de adaptación y funciones desarrollan como resistencia a ciertos fármacos.

En la industria química y alimentaria el MilliDrop Analyzer puede generar importantes ahorros. Boitard explica que ayudaría a detectar qué bacterias son más eficientes en la producción de enzimas, y a monitorizar el rendimiento de las que se utilizan actualmente. Las enzimas presentes en los microorganismos intervienen en la fabricación de productos como detergentes, piensos y endulzantes, entre otros muchos.

Los clientes de MilliDrop son principalmente laboratorios de investigación, pero están buscando alianzas en el ámbito clínico. Su sistema sería útil en centros que monitorizan la evolución de cepas de bacterias resistentes, explica Boitard. También ahorraría recursos a las farmacéuticas en el cribado de candidatos a nuevos antibióticos. Y por último, el joven cree que puede tener un “claro impacto” en el estudio de las relaciones entre las poblaciones bacterianas del organismo humano (microbioma) y sus efectos en la salud. Esto aceleraría el desarrollo de nuevos tipos de fármacos basados en bacterias que están investigándose para tratar dolencias como la colitis ulcerosa.

Para Jean-Charles Cailliez, vicepresidente de Innovación y Desarrollo de la Universidad Católica de Lille y juez de MIT TechnologyReview Innovadores menores de 35 Francia, la tecnología de Boitard se basa en una "idea nueva y muy original". Para el experto, este avance puede permitir a los investigadores "simplificar sus protocolos experimentales" y aumentar el rendimiento de sus ensayos biológicos entre "mil y un millón de veces".


Descubre todos los proyectos de los ganadores de Innovadores menores de 35 Francia 2016

Ganadores de Innovadores menores de 35 Francia 2016

Laurent Boitard

Revolucionará la investigación con sus colonias de bacterias criadas en gotas de agua

Franz Bozsak

Ha creado el primer estent inteligente que monitoriza al paciente y ajusta su medicación

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad