Móvil

Los relojes inteligentes muestran más estilo y sustancia

Durante el Mobile World Congress se presentaron relojes inteligentes nuevos y mejorados, pero los consumidores siguen sin estar convencidos

  • Miércoles, 04 de marzo de 2015
  • Por Lucas Laursen
  • Traducido por Francisco Reyes

Foto: El reloj inteligente LG Urbane.

Los relojes siguen asumiendo nuevas funciones, desde decirte la hora a cuántas veces te han hecho un retuit. Los expuestos en el Mobile World Congress (MWC) de este año en Barcelona (España) por fin añaden forma a su funcionalidad, pero aún no está nada claro cuáles serán las funciones de éxito popular que podrán aportar estos dispositivos.

Los fabricantes de dispositivos tienen dificultades para atraer a los consumidores a los relojes inteligentes, de los que se han vendido cantidades modestas en comparación con los teléfonos inteligentes y las tabletas. El Apple Watch, que saldrá a la venta el próximo mes, dará a esta categoría emergente un gran impulso o confirmará que los ordenadores de pulsera sólo tienen un público muy específico.

A diferencia de la primera ronda de relojes inteligentes, el LG Urbane o Huawei Watch, ambos anunciados en el MWC de esta semana, podrían pasar por relojes de lujo convencionales cuando sus pantallas redondas están en modo reloj. Ambos están muy bien diseñados y vienen en varios colores con correas de metal y cuero. A diferencia de la mayoría de los relojes inteligentes, que tienen vidrio templado, el modelo de Huawei, que sale a la venta este verano, tiene una cara de cristal de zafiro.

Como la mayoría del resto de relojes inteligentes en el mercado hoy día, el dispositivo de Huawei utiliza el sistema operativo Android Wear. El Urbane está en dos versiones: una que utiliza Android y otra con el sistema operativo WebOS, originalmente desarrollado por HP para teléfonos inteligentes y tabletas, pero que ahora es un proyecto de código abierto. Ni Huawie ni LG han anunciado el precio de sus dispositivos.

Los ejecutivos de LG reconocen que el uso de WebOS es un experimento. Gracias al uso de un chip de celular y antenas, el Urbane puede hacer llamadas telefónicas y manejar mensajes sin tener que conectarse con un smartphone separado. Las llamadas telefónicas tipo Dick Tracy no son algo nuevo: llevan siendo posibles desde el lanzamiento el año pasado del reloj inteligente Gear S de Samsung, aunque el reloj requiere un teléfono Samsung para su configuración. Sin embargo esta funcionalidad a menudo parece superflua en un dispositivo de pulsera (ver La 'estupidez' de los actuales relojes inteligentes).

El martes también quedo claro en el Mobile World Congress que los relojeros, las empresas de fitness y de teléfonos inteligentes están explorando qué tienen que ofrecerse mutuamente. El Huawei Watch se exhibió junto a la Talkband, una pulsera con un auricular Bluetooth manos libres extraíble. En un stand cercano, un panel lleno de pulseras de fitness tenía más colores que el arco iris.

Algo tendrá que cambiar para que los relojes inteligentes se vendan más que las pulseras de fitness, que actualmente dominan las ventas de portables. Un informe de Pricewaterhouse Coopers señala que el 51% de los consumidores encuestados el año pasado estaban interesados ​​en pulseras de fitness, pero sólo el 35% señaló que querían relojes inteligentes. Los datos de ventas muestran una preferencia aún más desequilibrada por la fuerza frente a la maña: los consumidores compraron 13,5 millones de seguidores de salud y fitness el año pasado, según la firma de investigación de mercado GfK, en comparación con los cuatro millones de relojes inteligentes que se vendieron.

Algunos fabricantes creen que pueden aumentar el atractivo de los relojes inteligentes si utilizan tecnologías de pago móvil. Al igual que el Apple Watch, el Urbane LTE tiene una antena de comunicaciones de campo cercano para hacer pagos en las tiendas.

Puede que los relojes futuros también tengan que competir en cuanto a interacción del usuario y diseño y no sólo en cuanto a características básicas. Esa parece ser la lección que ha aprendido una de las empresas pioneras, Pebble, que anunció recientemente un nuevo diseño e interfaz para sus relojes (ver Estas son las razones que han hecho a Pebble lograr 500.000 dólares en 17 minutos). A finales del mes pasado Pebble lanzó otra campaña de crowdfunding y preventa, y ya ha recaudado casi 28 veces su meta original.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad